El rol de las comercializadoras en el Autoconsumo para empresas

El Rol de la Comercializadora de Electricidad en el Autoconsumo para Empresas

El autoconsumo eléctrico es una tendencia entre los sectores empresariales y las comercializadoras de energía lo saben. En este artículo repasarás la situación actual del autoconsumo en España, además de descubrir cuál es la posición que han tomado las comercializadoras más innovadoras al respecto.

Como ya hemos mencionado en otros artículos, el Pacto Verde Europeo tiene como objetivo luchar contra el cambio climático. Y de entre sus estrategias están las acciones a seguir para llevar a cabo una transición energética hacia un modelo energético sostenible.

Para dar los pasos correctos en el camino hacia un modelo más limpio, desde Europa se está atacando a 2 puntos clave: la forma en que producimos energía y la forma en que la consumimos. 

Según datos de Eurostat, el sector industrial, comercial y doméstico son los principales consumidores de energía en el territorio europeo, alcanzando prácticamente el 70% del consumo final. 

Consumo Energético por Sector - Europa 2019

Fuente: Datos extraídos de Eurostat

Por lo que, mejorar la eficiencia energética de edificios e instalaciones es uno de los mayores desafíos del Green Deal. 

Una de las medidas para afrontar este desafío, además de alcanzar los objetivos de sostenibilidad y neutralidad climática, es la tendencia hacia la generación de energías renovables para el autoconsumo. 

Y, ¿por qué el autoconsumo?

Este concepto de consumo energético fomenta tanto la inversión en generación de energías limpias como el ahorro energético en la factura de la electricidad del consumidor. Convirtiéndolo en una de las palancas clave de la Transición Energética. 

Esta solución, debido al elevado coste del consumo energético, es muy popular en países como España, ya que cuentan con una media de 300 días de sol al año, haciéndola muy rentable gracias a su producción ininterrumpida.

Utility energética como gestor energético

Situación del Autoconsumo en España 2021

Tras decir adiós en 2018 al conocido como “impuesto al sol” y la llegada del Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, los pronósticos hablaban de un boom en fotovoltaica en España para los siguientes años.

Dos años después, ¿podemos decir que esto está siendo así? ¿Hay un boom en el sector renovable y fotovoltaica?

¡La respuesta es, SÍ! Tras la derogación del impuesto al sol, las medidas establecidas en la normativa vigente en España y la flexibilidad por parte de la Comisión Europea para invertir en autoconsumo, la fotovoltaica está más en auge que nunca.

Según datos de UNEF (Unión Española de Fotovoltaica) en 2019 se dobló la potencia fotovoltaica instalada para autoconsumo respecto a 2018. Y, a pesar del impacto económico producido por el Covid-19, en 2020 el autoconsumo bate récord, con 596 MW fotovoltaicos nuevos instalados (30% más respecto a 2019), alcanzando una potencia total acumulada superior a 1,5 GW.

De estos nuevos 596 MW, más del 55% de las instalaciones se encuentran en el sector industrial, seguido de un 23% en el sector comercial y un 19% en el sector doméstico.

Aunque todos los sectores se han visto afectados en la inversión dedicada al autoconsumo por el impacto del COVID, desde el sector fotovoltaico se respira cierto optimismo. Esto se debe a los +200 millones de euros en ayudas que el Plan de Recuperación va a destinar a la promoción del autoconsumo eléctrico en los sectores industrial y de servicios, así como a instalaciones públicas de ámbito autonómico y local.

Por otro lado, el RD 244/2019 – por el que se regula el autoconsumo de energía eléctrica tanto para residencial como para empresas e industria – establece las condiciones administrativas, técnicas y económicas, que favorecen a que el consumidor opte por este modelo energético.

Y, ¿qué es lo que ha hecho que esta normativa fomente la energía solar fotovoltaica para autoconsumo?

Por un lado las instalaciones pequeñas o no conectadas a la red de distribución están exentas de solicitar permisos a la compañía eléctrica. Lo cual facilita la tramitación.

Por otro lado, se regula la compensación por el excedente de energía vertida a la red, dando la posibilidad de ahorrar en la factura de electricidad hasta el 100% de lo consumido. Además, se permite la conexión de más de un edificio a la instalación de producción de energía renovable, posibilitando a comunidades de vecinos y edificios a compartir la energía generada y colaborar. Esto daría la opción de crear Microgrids que encaminen los edificios hacia modelos NZEB

Comercializadoras de Electricidad: El punto de conexión entre la empresa y el autoconsumo

Como te decíamos, cada vez más empresas optan por el autoconsumo. 

En el caso del autoconsumo eléctrico industrial o para empresa, hay que destacar 3 características que la diferencian de la residencial, y es que tiene:

  • Un tamaño de las instalaciones superior.
  • Un consumo energético más elevado.
  • Y una ausencia de franjas horarias de consumo de energía, ya que suelen tener un alto consumo durante la mayoría de las horas de luz. 

Por otro lado, las empresas que optan por el autoconsumo energético, se enfrentan a algunos desafíos, como la gestión de los permisos y contratos que son necesarios para la instalación de paneles solares como: 

  • Diseño del sistema de la instalación.
  • Permiso de acceso y conexión (obligatorio para modalidades de autoconsumo con excedentes y con una potencia de generación > 15 kW).
  • Licencia de obra e impuestos (ICIO y tasa urbanística).
  • Autorización administrativa previa y de construcción.
  • Autorización ambiental y de utilidad pública.
  • Certificado de fin de obra.
  • Autorización de explotación (es en industria, residencial no hace falta).
  • Inspección inicial e inspecciones periódicas.
  • Registro de la instalación de autoconsumo en Industria.
  • Contrato de acceso para la instalación de autoconsumo.
  • Contrato de suministro de energía para servicios auxiliares.
  • Contrato de compensación de excedentes.
  • Contrato de representación.

Pero a pesar de estos desafíos, totalmente resolubles, el autoconsumo para las empresas es muy rentable por los beneficios que aporta:

1. Ahorro en sus facturas de energía. Los costes energéticos suponen un alto porcentaje de sus costes totales, por lo que este modelo energético puede aportarles hasta un 70% de ahorro en las facturas eléctricas, gracias a la modalidad de autoconsumo con excedente de energía producida. Además, esta modalidad permite que la energía producida no consumida (es decir, la sobrante) se pueda verter a la red eléctrica, recibiendo la empresa una compensación en la factura por parte de la comercializadora eléctrica, además del ahorro que le supone el consumo desde su propia instalación fotovoltaica.

2. Apoyo al cumplimiento de normativas de emisiones de GEI (Gases Efecto Invernadero), reguladas y limitadas sobre todo para los sectores de consumo electro-intensivo. 

3. Ayuda en el desarrollo de políticas de Responsabilidad Social Corporativa, que contribuirán a un desarrollo sostenible y al cumplimiento de los objetivos de cambio climático a nivel global.

También, hay que destacar que el nuevo marco regulatorio está enfocado en facilitar y fomentar el autoconsumo por parte de las empresas, permitiendo el aprovechamiento de las instalaciones y sus cubiertas.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos del autoconsumo para empresas, las comercializadoras de energía eléctrica se convierten en los socios perfectos de las empresas que optan por el autoconsumo.

¿Por qué?

Como expertas en el sector energético, las comercializadoras ya cuentan con los conocimientos, la experiencia, los recursos financieros y las infraestructuras necesarias para que la empresa pueda beneficiarse al 100% de este modelo energético desde el minuto uno. 

Esto ha hecho que surjan nuevos modelos de negocio entre las comercializadoras, ofertando productos y servicios de autoconsumo a clientes finales, tanto del sector residencial como industrial o empresas. 

Comercializadora de energía como gestor energético

Los Productos de Autoconsumo: La Nueva Tendencia de Negocio entre las Comercializadoras de Electricidad

Otra prueba más de que el autoconsumo está en auge es la nueva tendencia de negocio entre las comercializadoras: productos y servicios de autoconsumo para cliente final. 

Y, ¿en qué consisten estos productos?

Estos productos de autoconsumo se caracterizan principalmente por ofrecer servicios integrados que incluyen desde el estudio de viabilidad del proyecto hasta la instalación y mantenimiento de los sistemas fotovoltaicos.

Por ejemplo, la comercializadora “Pepito” ha creado un producto de autoconsumo para empresas que ofrece:

  1. Estudio de viabilidad del proyecto fotovoltaico.
  2. Instalación personalizada.
  3. Gestión de permisos y trámites legales para la puesta en marcha.
  4. Una tarifa 100% renovable, con la que compensar la demanda energética no satisfecha por la instalación.
  5. Solicitud de subvenciones (en este punto algunas comercializadoras ofrecen la opción de financiar el proyecto directamente con ellas u optar por renting).
  6. Monitorización y gestión de la energía eléctrica.

Algunas comercializadoras incluso ofrecen seguros a todo riesgo para las instalaciones, y tarifas especiales para autoconsumo solar en función del tipo de cliente (unifamiliar, autónomos y empresas).

Además, este reciente modelo de negocio, está ayudando a las comercializadoras a bajar la tasa de switching entre sus clientes, ofreciéndoles una opción más para contar con ellas. Si quieres saber más sobre la evolución y cómo afecta la “Tasa de Switching en los segmentos B2B” de las comercializadoras de energía eléctrica, entra en este artículo.

Cómo ayuda una Solución Integral de Gestión Energética a los Productos de Autoconsumo de las Comercializadoras

Con estos servicios y productos tan atractivos por parte de las comercializadoras, la demanda de clientes que quieren pasar al autoconsumo está creciendo exponencialmente. Así que gestionar estos servicios requiere de un apoyo extra. Es aquí donde entra en juego el papel de soluciones avanzadas de gestión energética inteligente como la Plataforma DEXMA

  • Su solución integrada está ayudando a las comercializadoras a identificar aquellos clientes, dentro de su portfolio, con un mayor potencial de autoconsumo. Te hablamos de herramientas como DEXMA Detect, que aplican modelos de desagregación virtual (NILM) de los consumos sin necesidad de instalar equipos previamente. Esto está permitiendo a las comercializadoras analizar los consumos de sus clientes, detectando sus potenciales de ahorro y dándoles la oportunidad de ofrecer las mejores opciones para instalar sus sistemas de autoconsumo, en este caso.
  • Centraliza los datos de consumo y generación de cientos o miles de clientes en una única plataforma (DEXMA Analyse), independientemente del fabricante del inversor o del tipo de equipo de medida del que dispongan. La mayoría de fabricantes de inversores facilitan una plataforma digital, pero que únicamente permite acceder a sus activos (los de su propia marca). Una solución “hardware-neutral” como la de DEXMA, permite obtener los datos de cualquier inversor, independientemente de su fabricante.
  • Da acceso a herramientas avanzadas de visualización, análisis, reporting y alertas a los responsables de la correcta operación y mantenimiento de estas plantas de autoconsumo. Enriquece los datos de generación solar con datos meteorológicos virtuales sin necesidad de instalar una sonda de irradiación física.
  • Y permite ofrecer al cliente final una herramienta de visualización y reporting con la que estar al día en todo momento del nivel de producción de su planta de autoconsumo, y ser consciente de los ahorros energéticos y ambientales generados por esta.

Conclusión: en los próximos años se acelerará el cambio de paradigma de una generación eléctrica centralizada a una generación distribuida y verde. DEXMA puede ser tu compañero de viaje como comercializadora para digitalizar este proceso y garantizar el mejor servicio a tus clientes.

Solución de gestión energética para comercializadoras de energía