Industria 4.0: ¿Cuál es el Papel de la Energía?

La mayoría de responsables de producción o mantenimiento del sector industrial leen a diario sobre industria 4.0. ¿Sabrías definir este concepto? Y, como gestor energético, ¿sabes que el papel de la energía es vital para llegar a alcanzar fábricas 4.0? ¡Sigue leyendo!


¡Descarga el caso de éxito en PDF!

¿Qué es industria 4.0?

El término industria 4.0 hace referencia a la  nueva revolución industrial facilitada por la digitalización, a todos los niveles, de los procesos productivos. Las tecnologías en la nube, robots, sensores… llegan por fin al sector industrial.  

¿Por qué 4.0 y no 2.0? Según los expertos en historia industrial ya hemos vivido 3 revoluciones, y esta sería la cuarta:

  • Industria 1.0. La que todos conocemos de estudiar en el instituto la Revolución Industrial. Supuso la mecanización de procesos de producción. La máquina de vapor era entonces el “no va más”.
  • Industria 2.0. Llega cuando se comienza la producción en masa de bienes. La línea de montaje fue revolucionaria en este momento, y, por supuesto, la llegada de la electricidad.
  • Industria 3.0. Se añade el uso de la electrónica al proceso productivo.
  • Industria 4.0. Utilizar un conjunto específico de tecnologías para llevar la digitalización a todo el proceso industrial.

¿Qué es industria 4.0? - Oleadas de la industrialización

Fuente de la imagen

¿Qué tecnologías son estas? Pues desde el cloud computing (el trabajo con herramientas tecnológicas que no tienes que instalar en tus ordenadores, sino que funcionan en la nube, como DEXCell Energy Manager) hasta el Big Data (posibilidad de analizar grandes conjuntos de datos de forma rápida para tomar mejores decisiones de negocio).

Pasando por el famoso IoT, que, por cierto, es algo que en gestión energética ya lleva muchos años existiendo gracias a las estrategias de medición y el uso de hardware de monitorización energética

Ventajas (y Desventajas) de la Digitalización en la Industria 4.0

La digitalización de la industria es, por lo tanto, la característica clave de las tecnologías que nos llevarán a la fábrica 4.0. Abarca desde el uso de robots en las líneas de montaje hasta los famosos drones de entrega de pedidos que Amazon está testeando.

Esta nueva revolución industrial está lejos de ser una nueva palabra de moda. La industria 4.0 tiene importantes ventajas para las empresas:

  • Aumento de la productividad.
  • Mejora en los beneficios (un 2,9% aproximadamente, según datos del último informe PwC sobre Industria 4.0 a nivel mundial).
  • Reducción de costes: de media un 3,6% (mismo informe).

La principal desventaja de un sector industrial más digitalizado es que aumenta la competencia entre las empresas. Además, la adopción de sistemas hacia la fábrica 4.0 está siendo lenta en España.

La Gestión Energética en la Industria 4.0

La definición por antonomasia de proceso productivo es la de transformar una serie de materias primas en productos acabados mediante el uso de las fuerzas de producción (mano de obra, energía, maquinaria…).

De nada sirve invertir en I+D, estudios de mercado, máquinas más novedosas… si después despilfarramos energía en el proceso productivo. Por lo tanto, la energía es vital para las fábricas. Y, además, está presente a lo largo de todo el proceso productivo. ¡Es clave para conseguir ser una fábrica 4.0!

Por eso la Industria 4.0, en materia energética necesita herramientas con análisis avanzado, compatibles con IoT, que piensen en base algoritmos de Big Data y trabajen en la nube también para gestionar su energía. DEXCell Energy Manager es utilizado por miles de fábricas en todo el mundo.

TACSA es un ejemplo de cómo se puede alcanzar una buena gestión energética y avanzar hacia convertirse en una Industria 4.0. En el siguiente vídeo hablamos sobre cómo lo consiguieron: 

Puedes descargar también materiales sobre este caso de éxito en PDF aquí.

Y si quieres saber más, esta semana te esperamos en Advanced Factories Barcelona. Estaremos en el stand de T-Systems informando a las fábricas y gestores energéticos de cómo el software de análisis energético puede ayudarles a convertir sus fábricas en fábricas 4.0.