Gestión Integral de la Energía – por Damon Lapping de Green Logik

¿Pensando en subirte al carro de la energía solar ahora que los precios han tocado fondo y es más baratos que nunca generar tu propia energía? Antes de nada párate un segundo a considerar: ¿están poniendo el carro delante del caballo? Por más cliché que suene, cualquier enfoque de la gestión energética debería considerarse de forma integral u holística, y no desde una perspectiva de solución individual, nos argumenta el director energético Damon Lapping de Green Logik.


Detectar Oportunidades de Ahorro sin Hardware

Panorama General de la Eficiencia Energética

La eficiencia energética tiene que ver tanto con el ahorro de costes como con la reducción de las emisiones de gases nocivos de efecto invernadero, problemas a los que se enfrentan prácticamente todas las empresas. Desafortunadamente, no existe un enfoque único para la gestión energética. Por mi experiencia, muchas organizaciones tienden inicialmente a favorecer los cambios impulsados por el hardware, como el cambio a la iluminación LED o la instalación de unidades VSD o Sistemas FV. Esto ha sido cada vez más frecuente en los últimos años, en parte debido a la reducción significativa de los costes de las energía renovables y a las subvenciones de los gobiernos, pero también a que los medios de comunicación presentan la energía solar como una solución “atractiva” o “rápida” a los complejos retos energéticos. Ahora, de ninguna manera estoy rechazando los sistemas fotovoltaicos como un componente importante del futuro energético tridimensional que necesitamos (descarbonización, descentralización y digitalización). Lo que estoy diciendo es que no debería ser el cuadro completo. 

¿Cuántos de vosotros han examinado detenidamente sus instalación o creado una estrategia energética integral con un enfoque de abajo a arriba, de dentro hacia afuera? Preparémonos para mirar más allá de ese brillante techo y entender el panorama general de la eficiencia energética.

Gestión Integral de la Energía: Por dónde empezar

La gestión energética es un sistema intrínsecamente enfocado a la energía renovable (en inglés). Pero la primera pregunta que más a menudo escucho de mis clientes es, ¿por dónde debería empezar?

Por tentador que pueda ser poner algunos panales solares en el techo y terminar con esto, siempre sugiero que exploren los pormenores de su instalación en un diagnóstico. ¿Cómo funciona? ¿Puedes identificar con precisión a tus principales usuarios de energía? Puedes hacerlo físicamente, por supuesto, pero hay herramientas de software libre que pueden ayudarte a hacerlo de una manera no invasiva también.

El segundo paso es establecer un hoja de ruta energética o estrategia de gestión energética que abarque el corto, mediano y largo plazo. Trabajar conSMART Goals realmente ayuda aquí. Determina primero las ganancias rápidas o “la fruta que que está más accesible”, luego identifica una lista de proyectos que te proporcionarán el máximo ahorro de energía. Por último, clasifica esos proyectos según el coste y el período de retorno de la inversión (ROI), y asegúrate de prepararte los argumentos que necesitas para presentar el caso de eficiencia energética a tu director financiero o a la alta dirección.

Una vez que se han hecho los trabajos preliminares, ya estás listo para pensar en bucear más profundo.

Una vez que el trabajo preliminar ha sido hecho, usted está listo para pensar en bucear más profundo. Con el advenimiento de la analítica de Big Data y la medición inteligente, ahora podemos establecer cómo se comporta una instalación o un usuario de energía significativo a lo largo del tiempo y si está o no operando eficientemente usando algoritmos y modelos energéticos. Incluso podemos ir tan lejos como la previsión del uso de la energía utilizando modelos de regresión. Mediante el desarrollo de modelos energéticos a nivel de instalaciones o SEU, podemos analizar y gestionar el consumo de energía de forma mucho más inteligente.

Esto es por lo que vale la pena. En una reciente conferencia de la ONUDI sobre eficiencia energética industrial, me enteré de que, de todas las intervenciones en materia de eficiencia energética, las mejoras operacionales y la mayor reducción de las emisiones de carbono son las que producen el mayor ahorro de energía, seguidas de la iluminación con LED, las mejoras del sistema de vapor y los controles de VSD.

energy efficiency savings

Otro estudio reciente de edificios con calificación Green Star mostró que la eficiencia energética no siempre ha sido tan grande como se esperaba a través del modelado antes de la construcción, debido a un problema conocido como deriva energética o energy drift (en inglés). ¿Por qué es esto?  Una de las razones es el error humano, también conocido como mal control operativo de los ocupantes. En pocas palabras, cualquier ahorro de energía logrado sólo a través del hardware se estabilizará gradualmente con el tiempo, ya que un sistema de gestión energética es un proceso de mejora continua. Involucrar a toda la organización en el logro del ahorro de energía y crear conciencia para fomentar el cambio de comportamiento es una buena manera de asegurar la viabilidad de tus medidas de conservación de energía.

Entonces, ¿dónde encajan las energías renovables?

Dicho de otra manera, asegúrate de comprender completamente el impacto de la implementación de las energías renovables en primer lugar, antes de considerar un enfoque holístico o de gestión integral de la energía, tanto desde la perspectiva de los recursos como de la inversión. Siempre que algo funciona de manera ineficiente, consume y malgasta grandes cantidades de energía y emite gases de efecto invernadero excesivos (especialmente si estamos hablando de un edificio). A la hora de dimensionar una instalación fotovoltaica sobre cubierta, queremos satisfacer la máxima demanda eléctrica requerida por la instalación y, al mismo tiempo, minimizar los costes. Pero si la instalación está operando ineficientemente para empezar, se requerirá un sistema fotovoltaico más grande para satisfacer ese exceso de demanda de energía. Y, por supuesto, ese sistema fotovoltaico más grande tendrá un coste adicional, lo que hace aún más difícil justificar nuevas mejoras de la eficiencia energética en el futuro.

Por otro lado, la monitorización y la reducción de la demanda real tan baja como sea posible siguiendo un enfoque holístico o integral de gestión de la energía significa que se requeriría un sistema fotovoltaico más pequeño en el tejado, disminuyendo nuestras necesidades de inversión en CAPEX.

Cuando se trata de la gestión la energía y el rendimiento energético de los edificios, el enfoque global es algo por lo que los facility managers deben esforzarse. Antes de apresurarse a instalar el siguiente gadget de IoT todo en uno y teniendo en cuenta el trabajo realizado, adopta una mentalidad holística o integral hacia una mayor eficiencia energética. Empieza a mirar el panorama más amplio y siempre esfuérzate por mejorar continuamente. Empieza por mejorar las prácticas operativas primero, y haz frente a esa “fruta más accesible” antes de cambiar a una instalación de hardware importante.


Nota del editor: Este artículo original fue publicado aquí con el permiso del autor, Damon Lapping. Se han hecho algunos cambios menores para reflejar las consideraciones de estilo de DEXMA, y una adaptación adecuada en su traducción.

Damon Lapping es el fundador de Green Logik, dejamos su perfil LinkedIn por aquí. 

 


Energy Grader