Retos de Gestión Energética Bancos

Los 7 Retos en Gestión Energética de los Bancos

A pesar de que el sector bancario y financiero se está recuperando de su caída esta última década, ahora se enfrentan a nuevos retos. Entre sus retos está desde la nueva relación del cliente con los bancos hasta la gestión energética en los bancos. Sigue leyendo para ponerte al día.

Retos Generales de los Bancos

Pongámonos primero en situación y veamos algunos de los retos a los que se enfrenta a diario el sector bancario:

1. El nuevo comportamiento del cliente bancario.

Si trabajas en el sector bancario ya has oído hablar de los milennials, las generaciones nacidas a partir de los 80 que llegaron a su madurez a partir del año 2000. El reto para el sector bancario es adaptarse a una población que no recuerda un mundo sin internet ni sin su móvil en la mano.

Esto es importante porque un 24% de la población europea pertenece a la generación milennial (los 17 millones en UK o los 15 millones de Francia). Además, se estima que hacia 2025 los milennial supondrán más del 70% de la fuerza laboral del mundo desarrollado, un dato más a tener en cuenta a la hora de plantear estrategias a largo plazo.

Eficiencia Energética en Bancos

2. De la tecnología Fintech al BlockChain sin olvidar el Bitcoin.

Aquí ya tienes 3 retos en 1.

2.1. Las empresas Fintech (abreviatura en inglés de “financial technology”) han supuesto el nacimiento de un nuevo sector en sí mismo. Aprovechan tecnologías como:

  • IoT
  • Inteligencia Artificial (IA)
  • Machine Learning
  • Blockchain
  • Digitalización de procesos que los bancos realizaban de forma lenta y analógica.

¿Sabías que el sector bancario aún se encuentra en un 40% de su proceso de digitalización?

2.2. El Bitcoin ha sido otro fuerte revulsivo tecnológico para el sector bancario. El sector financiero ha visto nacer un mercado especulativo desde cero con las monedas virtuales.

Y, ¿cuál es la relación entre la criptomoneda y los bancos? Por supuesto la clave está en el servicio al cliente: ¿debe el banco aceptar como forma de ahorro, pago, etc., el Bitcoin? ¿Y como fuente de ingreso en cajeros o moneda para las ewallet?

Pero las criptomonedas tiene sus desafíos tecnológicos, de especialización y, por supuesto de seguridad.

Muchas voces del sector bancario renegaron del bitcoin tras los escándalos del robo masivo en Corea del Sur y los casos de estafas de hasta 4,6 millones de euros en el que fue el primer y más sonado caso español.

A modo de curiosidad: ¿sabías que 1 sola operación de Bitcoin puede llegar a consumir la misma energía que la batería de un Tesla Model S?

2.3. Y por último hay que mencionar el blockchain. Puede que suponga un antes y un después para tu banco en dos sentidos:

  • El primero en la seguridad. Si los bancos logran implementar sistemas blockchain para las operaciones monetarias quizá no volvamos a ver noticias como la de los ciberataques mexicanos.
  • El segundo en cuanto a competencia: ¿será una red de co-financiación autogestionada por los ciudadanos basada en tecnología blockchain el banco del futuro?

Además se podrá aplicar en otras áreas del trabajo bancario, agilizando los contratos e interacciones llevadas a cabo entre el cliente y el banco, automatizando la transacción de los contratos y ejecutandolos según lo acordado.

Ahora que ya conoces estos más generales, entremos en en los retos específicos relacionados con la gestión energética de los bancos.

Los 7 Retos de Gestión Energética de los Bancos

Se estima que el gasto energético para el sector bancario y financiero anual a nivel mundial supera los 10.000 millones de euros.

Retos Gestión Energética Bancos

Estos son los principales retos energéticos a los que te enfrentarás si quieres disminuir consumo en tu banco de forma real y convertirte en una entidad sostenible:

1. La dependencia energética. 

La dependencia energética de las tecnologías actuales, las cuales son fundamentales para la digitalización del sector bancario y su supervivencia. La tecnología digital y electrónica, de la que básicamente dependen los servicios y productos bancarios, no podrá funcionar sin energía.

2. La volatilidad de los precios de la energía.

Los precios de la energía tienen tendencia a incrementarse, además de ser imposibles de controlar o predecir con exactitud sin tener las herramientas adecuadas.

Los responsables de la gestión energética deben hacer su valoración y planificación mensual de la compra de energía que necesitarán para el mes siguiente, ésta después debe ser aceptada por los directivos para para poder cerrar el precio final con la comercializadora.Aquí hay  2 ideas clave que los responsables energéticos del sector bancario y financiero deben asumir:

  • Lograr una aprobación rápida y a tiempo de los directivos. Para lograrlo hay que conseguir darle datos numéricos concretos, de forma sencilla y visual.
  • Conseguir un precio competitivo de las comercializadoras para lograr el menor coste posible. Aquí la clave está en hacer un correcto análisis de los datos que nos da el mercado y tomar la decisión de compra en el momento adecuado – los precios pueden llegar a incrementarse hasta 3 veces si no eres rápido.

3. La identificación del potencial de ahorro energético de cada uno de los edificios que posee una entidad bancaria.

Hay que tener en cuenta que las entidades bancarias pertenece al grupo de empresas identificadas como multi-localización, donde además, cada edificio es como “un traje a medida”.

Estas singularidades por tipo de edificio, zona geográfica y actividad afectarán al consumo energético, saber identificarlos es el reto del gestor energético para descubrir el potencial de ahorro de cada edificio.

Los bancos, cajas y empresas de servicios financieros poseen sucursales y oficinas centrales que se encuentran localizadas en zonas geográficas distintas. Además, cada uno de estos edificios está dedicado a diferentes actividades y tendrán instalada diferentes tipos de equipos según sus particularidades.

4. Mantenimiento de las instalaciones.

Lograr un mantenimiento adecuado de las instalaciones es vital para ahorrar costes. Los bancos que tienen un buen plan de mantenimiento de sus edificios y de sus instalaciones se aseguran ahorros en energía y mejoras en la eficiencia energética. 

El reto para el sector bancario es lograr implantar metodologías que acompañen a una mejor gestión energética como la de mantenimiento predictivo, basado en la medición y monitorización del estado de las instalaciones. Si lo logran alcanzarán grandes ahorros en los costes de energía.

Por ejemplo, el Proyecto PRÓTYPO liderado por DEXMA, tiene como objetivo construir una herramienta que ayude a la gestión energética basándose en la metodología de mantenimiento predictivo.

Además, un correcto mantenimiento de las instalaciones y las oficinas garantizarán el confort de los empleados y clientes.

Por último, a nivel de mantenimiento la digitalización de los procesos que requiere es parte del reto.

5. Exigencias legales y regulación del consumo energético para fomentar la Sostenibilidad.

Las leyes tanto nacionales como internacionales (normas y reglamentos europeos sobre cambio climático) exigen una reducción del Co2 y una apropiada gestión de nuestros recursos energéticos. Estas normas son de obligado cumplimiento para todo los sectores, por lo que el sector bancario, como cualquier otro, debe cumplirlas. En España y el resto de países europeos, por ejemplo, se debe cumplir la Directiva Europea de Eficiencia Energética. 

6. La necesidad de analizar una enorme cantidad de datos energéticos (Big Data Energético) procedentes de miles de localizaciones.

Aunque el sector bancario tiene experiencia trabajando con Big Data a nivel financiero, el trato con Big Data proveniente de datos energéticos no es precisamente su especialidad. Si los bancos consiguen aplicar las tecnologías avanzadas de análisis de grandes volúmenes de datos reducirán los costes operacionales, a la vez que garantizarán la seguridad y fiabilidad de los datos (este artículo de Juan Carlos Fernández, uno de nuestros data scientists, te cuenta por qué la calidad de los datos energéticos es tan importante).

7. La aparición de rankings e índices de sostenibilidad como referencia clave para los inversores.

Un ejemplo sería el Índice de Sostenibilidad Dow Jones (DJSI): un índice que valora a las compañías a nivel mundial una respecto a otras, bajo criterios sociales, ambientales y económicos. Este índice escoge a las 320 compañías con mayor responsabilidad social de entre las 2500 empresas más grandes del mundo. 

En la edición 2017 figuran nombres de bancos como CaixaBank, Bankia y Banco Santander.La banca se ha dado cuenta de la importancia que tiene el prestar atención a cuestiones no financieras como la sostenibilidad y la gestión eficiente de la energía.

Como ves, los bancos se enfrentan tanto a desafíos energéticos como no energéticos actualmente. Si quieres aprender a gestionar de forma inteligente la energía de tu banco y superar los retos que te hemos nombrado aquí, tener una guía especializada en gestión energética para bancos te servirá de gran ayuda. Haz clic abajo para descargar:
Gestión Energética en Bancos