Gestión activa de la demanda

Gestión activa de la demanda en cualquier tipo de negocio [INFOGRAFÍA]

Un mito común entre los gestores energéticos y responsables de edificios es que sus operaciones son demasiado pequeñas, específicas y singulares para poder poner en práctica un programa de gestión activa de la demanda (Demand-side response, DSR).  Pero, ¿sabías que puedes encontrar flexibilidad en cualquier tipo de negocio? Con la infografía de hoy puedes descubrirlo. Si aún no sabes que es Demand Response descárgate nuestra guía aquí


Descubre qué gestión activa de la demanda

 

Buscando la flexibilidad en la gestión activa de la demanda de tu negocio

Tener recursos flexibles a la demanda es esencial para poder responder ante el sistema completo de la red. Cuando nos referimos a “recursos flexibles”, hablamos de cargas eléctricas capaces de responder a las señales del mercado o un control directo de la carga con el fin de suavizar las fluctuaciones en la red.

Lo mejor es que estos recursos ya están incorporados al sistema. Cualquier elemento de generación o carga conectada tiene un gran potencial para respaldar la fiabilidad del sistema eléctrico, aprovechando los sistemas modernos de distribución de energía.

Además, las soluciones recientes se están centrando en incorporar las necesidades particulares de los diferentes sistemas.

¿Cuales son los mejores sectores para aplicar demand response (DR)?

Teóricamente, cualquier organización que consuma una cantidad considerable de energía puede aplicarla. De acuerdo a la experiencia de NRG, los participantes con más éxito suelen tener instalaciones tipo fábricas, hospitales y centros médicos, comercios, escuelas y universidades, centros de datos, grandes hoteles y centros comerciales.

¿Cómo puedo implementar la gestión activa de la demanda en mis operaciones diarias?

Si decides participar en la gestión activa de la demanda, tu gestor energético o proveedor de servicios energéticos puede llevar a cabo una auditoría energética que identifique las oportunidades de flexibilidad y determinar si tus instalaciones son aptas para aplicar la gestión activa de la demanda.

Si tu eres ese gestor energético, recuerda, cada instalación tendrá una capacidad de flexibilidad diferente, dependiendo de la naturaleza de las operaciones que se llevan a cabo en ellas. Algunos métodos exitosos incluyen reducir el uso del sistema de climatización (HVAC) y el apagado de equipos no esenciales.

Hecha un vistazo a esta infografía, donde encontrarás ejemplos específicos en los que se ha aplicado la gestión activa de la demanda. Y, no, no importa el tamaño del edificio:

demand response

¿Cómo puedo empezar con la gestión activa de la demanda (DR)?

Si has reconocido alguna opción de “flexibilidad” en la demanda de tu negocio, gestionarla de forma activa puede ser una oportunidad para generar ingresos extras. Habla con un gestor energético o con tu proveedor local de DR sobre cómo estos programas de gestión activa de la demanda (DR) pueden añadirse a tu resultado financieros con la interrupción mínima de tus operaciones.

Cuando hagas la consulta no te olvides de preguntar:

  • ¿Hay algún coste inicial para empezar?
  • ¿Cómo calcularán y realizarán los pagos?
  • ¿Qué nivel de servicio al cliente podemos esperar?  
  • ¿Necesito reemplazar mi medidor fiscal?
  • ¿Me proporcionáis soporte técnico y diseño en hardware para automatizar un DR coordinado?
  • ¿Ofrecéis auditorías energéticas especializadas en demand response?

Si eres un gestor energético interesado en incluir demand response a tus servicios de gestión energética, no te pierdas nuestra sesión formativa gratuita en sobre el tema:

¿Qué es Demand Response? Guía gratuita sobre gestión activa de la semanda