Cambiar potencia contratada: ¿es bueno? ¿puede costarme o ahorrarme dinero en energía? Resolvemos dudas con JustaEnergía

¿Es bueno Cambiar la Potencia Contratada? Entrevista con los Expertos de JustaEnergia

Cambiar la potencia contratada para optimizarla es una de las medidas más recomendadas para ahorrar energía. Suele estar en los inicios de todo plan de gestión energética, pero genera muchas dudas a los dueños de los negocios. Para resolverlas, hoy hablamos con JustaEnergia, partner de DEXMA experto en proyectos de ahorro energético. Así, nos preparamos para nuestra próxima sesión formativa gratuita sobre el tema, que haremos online el próximo 29 de junio. 

¡Reserva tu plaza! Aprende a optimizar la potencia contratada de forma automática

¿Es bueno o malo Cambiar la Potencia Contratada?

Pensemos en negocios como restaurantes o superficies comerciales. El confort del cliente y el servicio al mismo es primordial. El dueño de este tipo de edificios o locales puede pensar que la potencia contratada que tiene en su local es la mínima para trabajar, y que cambiarla puede provocar problemas en ese servicio.

Sin embargo, actualizar la potencia contratada es una de las primeras buenas prácticas en gestión energética y “los supuestos problemas de potencia no existen si se realiza un análisis profesional completo antes de cambiar la potencia contratada” explica Christian Vergé de JustaEnergia.

Hablamos con ellos para resolver esta y otras preguntas sobre la optimización de potencia contratada.

5 Dudas Habituales sobre Potencia Contratada

Pregunta: ¿Qué es más habitual, tener un exceso o un defecto de potencia contratada en mi edificio?

Christian Vergé: Lo más habitual es tener exceso de potencia contratada, lo cual supone un pago mensual fijo más elevado para algo que no necesitamos. Es como si pagáramos una tarifa de móvil de 500 minutos al mes y nunca usáramos más de 100.

P:¿Puedo tener diferentes potencias contratadas por áreas o por franjas de horario en el edificio? ¿Cómo me beneficia?

C.V.: Existen tarifas que distinguen 3 franjas horarias (P1, P2 y P3) a las que se pueden aplicar distintas potencias en función de las necesidades de consumo durante esas horas. Esto permite buscar la combinación que más se ajuste a los horarios de consumo del negocio. De esta manera, en las horas de mayor consumo pagaremos por una potencia más alta, mientras que en las de menos demanda energética la potencia también será menor. Además, este tipo de tarifas contempla horario de verano y horario de invierno

Eso sí, es importante tener en cuenta la relación de potencias en cada franja horaria a la hora de elegir la tarifa, ya que mientras unas opciones permiten que los tres periodos tengan la misma potencia o una relación decreciente (P1>P2>P3), otras implican una relación creciente de potencias.

Es importante conocer muy bien los patrones de consumo del negocio, lo cual se consigue con la monitorización.

P: ¿Realmente, cuánto puedo ahorrar cambiando mi potencia contratada, podéis darme algún ejemplo?

C.V.: Ajustar la potencia de nuestro contrato de energía puede suponer un ahorro anual de hasta un 40% del coste de la factura eléctrica.

En el sector de la restauración estamos generando ahorros por cambio de potencia con los que se pueden financiar proyectos de eficiencia energética para mejorar el negocio. Y no sólo en grandes restaurantes. En un pequeño bar de Barcelona, por ejemplo, el ahorro en factura de dos años ha permitido renovar el equipo de clima y parte de las luminarias con tecnología más eficiente.

Echa un vistazo a las experiencias de los clientes de JustaEnergía aquí>>

P: ¿Me penalizará la comercializadora si bajo la potencia contratada?

C.V.: Bajar la potencia no tiene coste. Pero hay que tener cuidado: si la bajamos más de la cuenta y consumimos por encima de la potencia contratada, la compañía nos penalizará el exceso. Por otra parte, hay que tener en cuenta que subir la potencia sí tiene un coste.

Los pros y contras de cambiar la potencia contratada.

De ahí que es muy recomendable conocer bien los patrones de consumo del negocio y valorar posibles  necesidades energéticas futuras.

P: El efecto del ahorro, ¿lo veré a corto plazo? ¿a largo?Contacto con JustaEnergía para Resolver Dudas sobre Cambiar Potencia Contratada

C.V.: ¡Desde la primera factura! Se trata de un ahorro inmediato que se mantiene en el tiempo  y que implica un trámite mínimo después de evaluar nuestros consumos.

P: ¿No puedo simplemente yo llamar a la comercializadora y pedir que me ajusten la potencia contratada?

C.V.: Por supuesto. De hecho, algunas comercializadoras incluso facilitan el trámite por teléfono. Eso sí, como hemos dicho antes, conviene evaluar cuidadosamente nuestros consumos y revisar bien las condiciones de cada tipo de tarifa para evitar penalizaciones o gestiones erróneas.

P: ¿Qué necesita una empresa como JustaEnergia para poder optimizar mi potencia contratada?

C.V.: Para optimizar la potencia y las condiciones del contrato necesitamos tener acceso a los datos de consumo, a través de las facturas de suministro. Valoramos las opciones conjuntamente con el cliente y nos encargamos de hacer los trámites.

3 Consejos para Optimizar tu Potencia Contratada de Forma Profesional

Como cierre de esta entrevista, me gustaría añadir otras 3 consideraciones sobre la optimización de potencia contratada. En concreto, de cómo hacerlo de forma profesional. Como comentaba Christian, de JustaEnergía, los trámites de cambiar la potencia, tarifas, etc. no son excesivamente complejos, pero si no se hace bien, podemos incurrir en más costes.

De esta manera, evitarás impacto en tu actividad:

  1. Analiza. No des por hecho que, porque sea fácil cambiar tu potencia contratada (incluso se puede hacer por teléfono) ya sabes qué tienes que hacer con ella.
  2. No te dejes llevar por las ofertas. Las comercializadoras de energía nos bombardean cada día como consumidores con ofertas. Los dueños de pymes y pequeños negocios lo saben bien, ya que los comerciales llaman a su puerta periódicamente. No te dejes llevar por las promesas: la clave para acertar es analizar y entender al 100% el consumo del negocio.
  3. Ponte en manos de un experto. Por lo ya mencionado, desde DEXMA recomendamos a las empresas que contacten siempre con un experto, como JustaEnergía:

¡Reserva tu plaza! Aprende a optimizar la potencia contratada de forma automática