7 Beneficios de Invertir en Eficiencia Energética en Restaurantes

Los restaurantes forman parte de uno de los sectores más potentes en Europa, el sector terciario. En particular los restaurantes usan entre un 3 y 10 por ciento más de energía que la media de los edificios comerciales, y puede representar entre el 4 y el 6% de los costos operativos de acuerdo con The Carbon Trust.

Como restaurador, gestor de instalaciones o director de franquicia, tu tarea es cumplir con los objetivos de sostenibilidad a la vez de reducir los gastos generales. Y para conseguirlo deberías invertir en eficiencia energética en restaurantes, ¿por qué? Aquí te damos 7 razones:


Cómo ahorrar energía en restaurantes

La Demanda Energética de Restaurantes y Locales de Comida

¿Qué hay detrás de ese consumo de energía extremo de los edificios y locales de comida?

Equipos especiales, horarios de apertura extensos (especialmente en las cadenas de comida rápida) y una demanda continua de servicio. Es la tormenta perfecta para que las facturas de la energía alcancen números estratosféricos y no se aprecien oportunidades de ahorro. Además, las empresas de tipo PYME del sector se enfrentan a sus propias batallas.

El despilfarro de energía añade complejidad al problema. En muchas cocinas solo el 40% de la energía que se consume se utiliza para la preparación y almacenado de la comida. La calefacción y aire acondicionado, ventilación, agua caliente de limpieza… se lleva el resto. La freidora típica de un restaurante consume más de 11.000 kWh de energía al año. Y casi todas las freidoras están encendidas durante el 75% del horario del restaurante, en especial en los de comida rápida. Esto se traduce en más de 1.000€ al año gastados solo en no freír cosas.

Si aún no te estás preocupando por cómo consume energía tu restaurante, ¡es buen momento para empezar! Según el último barómetro de confianza del sector hostelero, elaborado por la Federación Española de Hostelería junto con la Universidad Antonio de Nebrija, los costes de la energía son uno de los elementos de mayor presión para los restaurantes.

Es decir, la energía es una variable tan relevante que es un indicador de desconfianza para los empresarios del sector.

Si con todas estas razones aún no te convences, quizá esta última te haga despertar: tu competencia ya está mejorando sus instalaciones a nivel energético.

Y no lo decimos nosotros, sino el último informe de eficiencia energética en PYMES de la Fundación Gas Natural Fenosa, que destacaba que los restaurantes obtienen una nota del 6,2 sobre 10 en su ranking de edificios que mejor gestionan la energía.

Para terminar, nos quedamos con otro dato de este informe: ¿te has fijado en el potencial de ahorro de ahorro de tu sector? Nada más y nada menos que un 22,6% así para empezar.

¿Cuáles son los 7 Beneficios de Invertir en Eficiencia Energética en tus Restaurantes?

Los restaurantes que invierten estratégicamente en medidas de ahorro energético (conocidas también por los gestores energéticos por sus siglas, MAEs) pueden reducir entre un 10% y un 30% de sus costes operativos.

Y SIN reducir la calidad del servicio, su estilo de comidas, el confort del restaurante… Estamos hablando de conseguir un rendimiento económico que impacta en tres niveles: la gente, el planeta y sobretodo, tus beneficios.

Además del ahorro, que, como vemos, suele tener un potencial de mínimo el 22% y un 30% o más, un restaurante que ahorre energía:

  • Aumenta el valor de su cadena de servicios, lo que aumenta la satisfacción del cliente
  • Mayor fidelización de los clientes.
  • Los responsables y directores tienen una visión completa de las operaciones diarias
  • Datos en tiempo real recolectados desde cualquier dispositivo y lugar. Ayuda a tomar mejores decisiones de negocio (y decidir más rápido).
  • Entender qué actividades del restaurante pueden ser automatizadas para reducir el coste total de los activos clave (frigoríficos, hornos, freidoras…).
  • Para las empresas de catering, invertir en eficiencia ayuda a tener un ambiente de cocina más fresco y agradable. El personal está más a gusto y mejora cómo tratan a los clientes.
  • La mejora de la eficiencia puede llevar también a mejorar la calidad de la comida que se prepara y los estándares de higiene.

En la vida real hay ejemplos de restaurantes que ya lo consiguen. Por ejemplo este Burguer King ahorra más de 5,000€ gracias a una inversión mínima.

De hecho, la inversión fue tan rentable que en menos de 6 meses los dueños de la franquicia ya la habían recuperado.

¿Cómo puede un responsable de mantenimiento o facility manager gestionar la energía de forma eficiente? ¿Cómo puede conseguir ahorrar mientras luchan con márgenes cada vez más reducidos?
¡Haz clic y descarga el caso de éxito para maximizar tu ahorro energético!